Con más de 20 años revolucionando el mundo de la medicina estética, la toxina botulínica se ha convertido en el tratamiento #1 de rejuvenecimiento facial no quirúrgico para prevenir y corregir las líneas de expresión.

Se caracteriza por ayudar a eliminar de forma temporal las arrugas del tercio superior del rostro, de manera fácil y sin complicaciones. 

Se inyecta debajo de la piel y relaja los músculos para que no se marquen las líneas de expresión y, así, minimizar la formación de arrugas. También se emplea para disminuir la hiperhidrosis axilar o sudoración excesiva.

Es indoloro y efectivo.

Tiempo de realización del procedimiento:
15 minutos.

Duración:
hasta 5 meses.

No necesita anestesia.

DEJA TUS DATOS Y TE LLAMAREMOS PARA AGENDAR UNA CITA

Call Now Button